Vaca Muerta

Neuquén quiere reformar del Código Penal para blindar Vaca Muerta

Desde el Ministerio Público Fiscal de Neuquén, el Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG) y la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) se elaboró un proyecto para reformar el Código Penal con el objetivo de proteger los recursos energéticos.

Mientras este proyecto se encuentra aún en la cocina, los sindicatos petroleros alertan con realizar un paro a nivel nacional luego de los desacuerdos en paritarias, donde los representantes de las compañías del sector a compensar se negaron a compensar la pérdida del poder adquisitivo durante la vigencia del acuerdo salarial del año pasado.

TE PUEDE INTERESAR: Petroleros advierten un posible paro en todo el país

Resulta que los dos artículos que al día de hoy se utilizan para proteger desde el punto de vista penal los desarrollos energéticos del país son los mismos desde 1881. Es por esto que desde el ministerio público fiscal se busca mayor seguridad jurídica.

El proyecto presentado consiste en la reforma del añejo artículo 194 del Código Penal Argentino que regula el entorpecimiento de las vías de comunicación y los servicios públicos."Presentamos dos propuestas para crear un artículo 194 bis que es mucho más amplio", detalló José Gerez, fiscal general de Neuquén, en conversación con el diario Río Negro.

El funcionario es uno de los autores del proyecto de reforma que ya fue presentado ante el ministerio de Justicia de la Nación y que según remarcó Gerez "no busca criminalizar las protestas sino el normal desarrollo de la actividad utilizando para ello herramientas que van desde la persecución penal al diálogo y Neuquén tiene experiencia en haber resuelto conflictos por medio del diálogo y la mediación como son los casos de la maderera MAM, Textil Neuquén e incluso el conflicto docente".

El fiscal señaló que "la seguridad jurídica es muy importante y por eso el marco legal incluye la legislación laboral, con la adenda, porque el inversor se fija mucho en la seguridad jurídica". Y agregó que "el contexto normativo vigente tiene un déficit en proteger la actividad hidrocarburífera porque no es específico. Algunas figuras delictivas como la turbación de la propiedad o la usurpación no abarcan todas las situaciones que pueden darse".

En ese sentido graficó que "la ley contempla los cortes de rutas provinciales y nacionales, pero no las picadas, los caminos internos que usan las petroleras".

"Toda conducta ilícita que afecte a la actividad debe ser abordada por el ministerio público fiscal para resolver el conflicto que la generó. El Código Procesal Penal de Neuquén tiene muchas herramientas que van desde el diálogo, la mediación y hasta la persecución penal, pero no las podemos aplicar si antes no son delito", señaló.

Geréz remarcó que es necesario "tipificar esos delitos en el Código Penal para que con el Código Procesal de Neuquén podamos dar una adecuada respuesta con todas las herramientas que tenemos".

La propuesta más abarcativa detalla lo siguiente: "El que impidiere, estorbare, entorpeciere o pusiere en peligro el normal funcionamiento de los servicios públicos de comunicación, de provisión de agua, o el normal de desarrollo de las actividades de exploración, producción, generación, transporte, distribución y/o comercialización de hidrocarburos o minerales, electricidad o cualquiera otra forma de energía, será reprimido con prisión de dos a seis años".

El objetivo de los impulsores del proyecto es que el mismo sea tratado este año por el Congreso de la Nación de forma separada e independiente al proyecto general de reforma del Código Penal, dado que se busca que sea sancionado y puesto en vigencia lo antes posible.