Medios

La trágica premonición del cocinero del ARA San Juan

Ricardo "Gaby" Alfaro (37) se embarcó en el submarino ARA San Juan en el 2017 como cocinero de la tripulación. Durante su estadía bajo el mar, le relató a su esposa distintos incidentes ocurridos en el submarino que hoy podrían ser útiles para la investigación sobre su hundimiento. El diario Río Negró consiguió recopilar estos valiosos testimonios.

"Me olvidé de decirte que te amaba mucho, y te pido perdón si alguna vez te hice daño. Nos vemos los primeros días de diciembre. Y si no vuelvo, hacelos mierda. Si algún día yo no estoy, ya sabés, no les perdones nada". 

Con esas palabras se despidió Gaby de su esposa Andrea Mereles (38). "'Siempre tenemos novedades, problemas', me decía Gaby, después de cada navegación", recordó la mujer desde Mar del Plata, en diálogo telefónico con "Río Negro".

"'El ARA está cada vez peor. No sé cómo quieren navegar con el submarino así... Nosotros no valemos nada para la Armada. Somos chanchitos de la india para ellos...'", repitió, rememorando las quejas de su marido. Que grafican la angustia que el hombre atravesó, mucho tiempo antes de que se desencadenara la tragedia.

"En el ARA pasaba de todo. Hubo cortes de luz, principios de incendio, fallas en las válvulas", enumeró Andrea. "Él [por su pareja] era un militar muy obediente y derecho, pero no quería navegar más ahí. En 2016 pidió el pase. Quería irse a Misiones. En 2017 le salio ese traslado, pero para trabajar en el Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS) que es acá, en Mar Del Plata. Este hubiera sido su ultimo viaje. Y mira lo que nos paso. Incluso pidió bajarse de esta navegación, porque iba otro cocinero como suplente, y para él no era necesario que dos suboficiales estuvieran para la cocina, pero le dijeron que no", contó, con tristeza.

Gabriel incluso filmó con su celular a bordo del submarino, durante una navegación que realizó en el año 2016. Con respecto a las fotos, fueron tomadas también a bordo de la nave. Muestran las curaciones a las que tuvo ser sometido uno de los tripulantes que, junto a otro submarinista, sufrió lesiones cuando "saltó una válvula" durante uno de los viajes. 

"Lo de las válvulas no recuerdo si pasó en un viaje que realizaron en 2015 o en 2016. El que se ve en la foto es Manuel Debrina, un suboficial que está citado a declarar por este tema a fines de este mes. Tuvieron que darle 5 o 6 puntos de sutura, porque la válvula le pegó en la cabeza. El otro accidentado era el suboficial Sánchez. Él está entre los 44 [submarinistas fallecidos]" relató Andrea. Sobre el video explicó que "es de un corte de luz que se registró en plena navegación".

A la jueza Yañez pudo comentarle en persona acerca de la existencia de este material, cuando ésta viajó a Mar del Plata tiempo atrás.

"Pero ya pasaron 6 meses, y no me citó" se lamentó la mujer.Entre los momentos relatados por su marido, recordó también que en la navegación previa al hundimiento "me dijo que los siguió un submarino inglés. Contó que habían visto a un barco ?hacer cosas ilegales (él no me precisó qué)' y tras esto se comunicaron con la base de Malvinas, y apareció ese submarino que los persiguió". "Por eso -prosiguió Andrea- a veces pienso que pasó algo más fuerte [en alusión a un posible ataque a la nave]".

"Ahora lo veo. Me firmó un poder para que pudiera tramitar una casa que estábamos pagando. Pasó el seguro, que estaba a nombre de su padre, a mi nombre. Y el día que tenía que embarcarse, no se quería ir", recordó.

"Le dije ?No vayas si no querés', pero me contestó que ?Me van a meter una cana' [por una posible sanción] y me pidió que llamara a un remís. Se despidió de los chicos (un hijo de ambos de 9 y una adolescente de 18, a la que crió desde los 7). Y después me besó y se fue con el remís, pero hizo dos cuadras y volvió. Ahí me dijo que, si no volvía, no les perdonara nada a los de la Armada. Todavía no puedo creer lo que nos pasó. Hubiera sido su último viaje, porque el traslado ya estaba. Y fue el último, porque nunca volvió", se emocionó la mujer. "Por eso quiero Justicia, pero la investigación está parada", cuestionó.

Luis Tagliapietra comparte la indignación de Andrea por la inacción de la causa. Él es el abogado patrocinante tanto de ella como de gran parte de los familiares. "No se avanzó nada" dijo. "De hecho, las esposas que tienen para aportar registros similares al de Mario Toconás, el submarinista rionegrino que llevó una libreta en la que consignó las fallas de la nave, aún no fueron convocadas a declarar. Y tampoco fueron citadas otras viudas que tienen para brindar testimonios recibidos de sus parejas acerca del estado en el que se hallaba el ARA". Estas mujeres a las que aludió el profesional y tienen nuevos registros para aportar son dos. Una de ellas, justamente, es la mujer de Alfaro, el cocinero.

Cabe recordar que la primera que brindó material para la investigación fue Ruth Toconas, esposa del único tripulante rionegrino. "Río Negro" reveló el año pasado parte de ese material.

Son capturas de las anotaciones tomadas durante el viaje anterior al embarque fatal, que incluyen fotos de fallas y apuntes tomados a mano alzada. Entre esas falencias consignó desde tornillos sueltos o faltantes hasta problemas con el periscopio y ausencia de equipos claves para la seguridad bajo el mar.

Toconás las descargó en su computadora familiar y Ruth las encontró a pocos días de la primera noticia de un posible siniestro. Hoy, "Río Negro" revela registros captados por Ricardo Gabriel Alfaro, otro de los 44 tripulantes. En este caso, un video y fotografías de navegaciones ocurridas entre 2015 y 2016, que su viuda le entregó a este diario.

Volviendo a la causa, Tagliapietra cuestionó la labor de la jueza. "Tras tomarse los 40 días de vacaciones que le permitía la ley, porque en Santa Cruz hay feria desde el 20 de diciembre, llamó a algunos testigos más, pero solo eso. Sigue perdiendo el tiempo, y no hay procesamientos, nada", apuntó. Y agregó que "Esto (la lentitud judicial) para mí no es accidental. Yáñez está dilatando adrede las cosas teniendo en cuenta que es un año electoral, y no se anima' a avanzar. Eso, para decirlo con palabras suaves, porque en realidad siento que está condicionada, apretada", opinó.

Las viudas de los 44 submarinistas están en una situación compleja en materia económica. Aún perciben los sueldos de sus parejas, pero sólo cobran el básico, que está muy lejos de las sumas que percibían cuando sus cónyuges estaban en vida y plena actividad. "Esas cifras apenas superan los $20.000. Llegarán, con suerte, a los $22.000" expresó Luis Tagliapietra, el abogado patrocinante de gran parte de los familiares.

Una vez que accedan al cobro de las pensiones, la situación no será mejor, porque ese monto representará el 80% del sueldo.

"La pensión será por una suma cercana a los $18.000. Podrían percibirla las esposas o concubinas (con vínculo certificado), los hijos o padres. Lo que habilita este trámite, igual, es el acceso al cobro de los seguros de vida, que tampoco serán por sumas muy altas, ya que rondarán los $50.000. Pero también se accede a la posibilidad de realizar sucesiones e iniciar juicios contra el Estado. Uno laboral, que podría tener un trámite más rápido, y otro por el daño moral y psicológico que implicó la tragedia" informó el letrado.

Para realizar el trámite para obtener las pensiones los familiares, según Tagliapietra deben iniciar "un juicio, para que se dictamine la presunción de fallecimiento".

A partir de allí la Justicia "ordena que se emita el certificado de defunción, y tras esto se puede pedir el cambio de la percepción de sueldo por pensión" detalló el querellante. Hasta ahora, sólo una de las viudas de los 44 tripulantes efectuó este trámite.

El próximo martes serán exhibidas parte de las imágenes capturadas por la firma que halló al submarino Ara San Juan. Ese día los allegados de las víctimas podrán ver los contenidos on line, mediante videoconferencia.

El acto se realizará de manera simultánea, en las distintas dependencias de la Justicia Federal a las que previamente serán citados por la jueza Marta Yañez (a cargo de la causa que investiga el hundimiento).

La convocatoria, sin embargo, fue objeto del repudio de varios de los familiares y sus querellantes, porque inicialmente sólo se habilitó el acceso de "madres, padres, esposas/convivientes y/o hijos mayores de edad", excluyendo a hermanos o parientes de otro tipo.

De hecho, los únicos que tienen ese grado de parentesco y podrán ingresar son los que presentaron un escrito formal solicitándolo. Entre ellos, los hermanos del submarinista rionegrino Mario Toconás, que el 23 a las 13 verán la exhibición en el juzgado federal de Viedma.

El abogado querellante Luis Tagliapietra, que representa a gran parte de los familiares del ARA San Juan y además es padre de uno los tripulantes fallecidos, cuestionó la investigación que lleva a cabo la jueza Marta Yañez, que está a cargo de la causa que investiga el hundimiento. Y apeló a un ejemplo puntual. "Aún no se conformó el equipo de peritos que a fines de abril del año pasado solicitamos que se creara para analizar el material entregado por la empresa (Ocean Infinity) que encontró la nave cuando se cumplía un año y un día de su desaparición", dijo. 

Ricardo "Gaby" Alfaro

Ese material, compuesto por 67.000 imágenes y algunos videos guardados en tres discos rígidos está desde el 5 de diciembre pasado en manos de la Justicia. Recién en marzo dos de esos discos pudieron ser procesados en la sede de Buenos Aires del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) para generar una imagen tridimensional del lecho marino, en el que se verían los restos de la nave. Hasta ahora, sólo la jueza habría visto el material, aunque parte de ese contenido les será exhibido a los familiares. "Esas imágenes tienen que ser analizadas por expertos, pero en el país no existen" expresó el querellante. Por eso -completó- pedimos convocar a profesionales extranjeros y a los fabricantes del ARA, que son alemanes y ya se pusieron a nuestra disposición", entre otras medidas. Pero nada se hizo hasta el momento sobre esto", finalizó el abogado. Lo que si obtuvo eco en la Justicia es su pedido de que el presidente Macri responda 5 preguntas sobre el estado del submarino.

Esta nota habla de: