Politica

Por el consumo, bajó el ritmo de producción del Fortín de Piedra

La joya de gas en Vaca Muerta, el yacimiento Fortín de Piedra, disminuyó el ritmo de sus entregas. Según la empresa Tecpetrol, se debió a una menor demanda en el consumo residencial e industrial.

Luego de alcanzar los 17,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) sobre finales del 2018, ahora el yacimiento produce 14,1MMm3/d. La compañía petrolera, sin mencionarlo, desestima que la variación se relacione con la caída del subsidio al shale gas de Vaca Muerta, gracias a la reinterpretación de la resolución 46, y lo vincula únicamente al consumo. 

En agosto de 2017 la petrolera declaró una producción máxima de 8,5 millones m3/día para abril de 2019. Pero a finales de 2018, superó los 15 millones de m3/día. Por eso la empresa pretende cobrar subsidios por el total de volumen producido o por el volumen informado en abril de 2018, pero no por el que inicialmente aprobó el gobierno.

Cuando el gobierno firmó la adhesión de la petrolera el Plan Gas (resolución 46), estimó que si la inversión era exitosa le iba a demandar un costo fiscal en el orden de los u$s 729 millones. Si se hubiera hecho caso al pedido de la petrolera, el gobierno debería haber desembolsado u$s 1.446 millones, para una inversión total de u$s 1.723 millones, es decir, un 74% de lo desembolsado habría quedado cubierto con subsidios.