Medios

Sigue la preocupación por el cierre de los centros de investigación

El INTA aprobó la semana pasada un plan de reestructuración que significa el cierre de de tres centros de investigación y 25 agencias de extensión, entre ellos el ubicado en Plottier. Se está tratando de fusionar agencias de extensión e Institutos de Investigación y Desarrollo para la Agricultura Familiar (IPAF).

Los profesionales involucrados denuncian desde hace una semana los riesgos que corren estos centros y ahora el director de la sede patagónica Marcelo Pérez Centeno advierte que "por el momento no significa que haya despidos, pero sí la reasignación de personal a otras funciones". 

Este instituto, que trabaja de manera complementaria con otras unidades del INTA para dar respuestas a sus problemas con un equipo de agrónomos, veterinarios, biólogos, ingenieros en recursos naturales, entre otros, será desmantelado: "en nuestro caso dejaremos de ser un instituto para pasar a ser un grupo de investigadores de la estación experimental Alto Valle ubicada en Guerrico", explicó Centeno al diario Río Negro. 

Además detalló que la mudanza sería un problema, ya que "hay instalaciones para capacitación, un parque tecnológico con más de 40 tecnologías que son sensibles de ser incorporadas al ámbito rural".

"Guerrico con mucha dificultad nos podría albergar a nosotros", remarcó. 

El directivo señaló que "el proceso de reestructuración tiene como fin reducir el presupuesto de la institución, que lleva congelado tres años", continuó.

"Se van a desintegrar las lineas de investigación que se estaban armando, los compromisos que hay con todo el territorio, esto es el desmantelamiento del equipo de investigación", denunció Cecilia Gettins, coordinadora del IPAF Región Patagonia.