Politica

Macri en picada y Quiroga desorientado

Por Martín Cabrales

El contexto nacional, las diferencias internas y las desinteligencias que a esta altura se tornan muy difíciles de ocultar -como ocurrió con las postergaciones de la inauguración del metrobús- colocan a Cambiemos en una inusualmente incómoda posición de cara a las municipales de la ciudad de Neuquén.

La sincera expresión del secretario de Economía, José Luis Artaza, en una entrevista radial quizá lo sintetice de modo inequívoco: "Sería una lástima que perdiéramos la ciudad", dijo -en su llamado a la unidad- este funcionario al que se considera entre los potables en la línea sucesoria.

Macri y Quiroga

Pero alcanzar dicho consenso no se presume una tarea sencilla. No sólo porque el conductor, intendente Horacio "Pechi" Quiroga, no puede repetir en la intendencia; sino también porque el PRO considera que es el momento del secretario de Gobierno, Marcelo Bermúdez, y hasta ahora no se baja de esa postura.

No obstante, se da por acreditado que el partido de Macri no tendría demasiadas chances en una interna contra el quiroguismo (y su aparato municipal), en la lucha por la candidatura a intendente, que aún no se ha anunciado cómo se resolverá.

Además, el PRO tiene sus propios problemas intestinos desde el preciso momento en que el diputado nacional Leandro López, llamó a no votar por Quiroga en las provinciales del 10M, lo que decantó en un pedido de sanción.

Ese no es el único mal que afronta el cultor del voto útil. Nada de eso, ahora se supo que López también estaría involucrado en el escandaloso caso judicial de las extorsiones y las escuchas ilegales.

Según difundió el periodista Iván Schargrodsky, el empresario Mario Cifuentes -presidente de la petrolera OPS- declaró ante el juez Alejo Ramos Padilla que López fue parte de una supuesta maniobra para arrebatarle la empresa.

Cifuentes hizo estas declaraciones en el marco de la investigación por el uso ilegal de los servicios de inteligencia, por parte de macristas para someter a sus adversarios políticos. En ese escándalo sin precedentes en tiempos de democracia, están bajo la lupa Marcelo D'Alessio, el fiscal Carlos Stornelli y el periodista de Clarín, Daniel Santoro.

En 2016 López denunció a los titulares de OPS por presunto lavado de dinero. Y lo que ahora muchos se preguntan es de dónde sacó la información.

Cambiemos cruje, y en medio de esa debacle, Quiroga volvió a extender un manto de dudas sobre la fecha de las elecciones municipales. Dijo que "por el momento" no tiene previsto adelantarlas. Semanas antes había "confirmado" que serían en octubre, junto con las presidenciales y legislativas.

Absolutamente comprensible, ya que el escenario nacional ha tomado forma de ancla para quienes, en mayor o menor medida, comulgan con el oficialismo. No es menor el hecho de que, quizá como nunca antes, Quiroga luce desorientado.

La inflación por las nubes, los precios inalcanzables, el crecimiento de la pobreza, las escapadas del dólar y la ausencia de leche en las góndolas hablan a las claras sobre una crisis cada vez más profunda.

José Luis Artaza

Tanto que, con la popularidad de Macri en picada (tal como lo reflejan las encuestas), sectores del oficialismo han comenzado a proponer una mutación hacia el macrismo sin Macri.

Con las tarifas  y el desempleo en alza, se habla ya sin tapujos sobre la posibilidad de un plan V, es decir con la gobernadora María Eugenia Vidal como candidata.

Todo este cóctel y el hecho de que el MPN llega armado y en ganador a los comicios de la ciudad capital, explican casi al detalle aquella lacónica frase de Artaza: "Sería una lástima que perdiéramos la ciudad".



Esta nota habla de: