Economía

El Conicet estudiará la desigualdad en Neuquén

La desigualdad en Neuquén es clara; las realidades de la Capital Neuquina contrastan con las vidas del interior. En la misma provincia donde existe un enorme polo de concentración económica gracias a Vaca Muerta aún existen casas que no cuentan con gas. Por estas razones es que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) aprobó un proyecto de unos 70 investigadores de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), entre profesores y becarios, para el Instituto Patagónico de Estudios en Humanidades y Ciencias Sociales (Ipehcs) para analizar este fenómeno.

TE PUEDE INTERESAR: Tristísimo: la crisis se lleva a otro histórico

Ahora se podrá hablar de desigualdad y de una mala distribución de las riquezas con indicadores reales y un enfoque científico. El proyecto se titula "La (re) producción de las desigualdades en la Patagonia Norte. Un abordaje multidimensional" y tendrá una duración de cinco años con un presupuesto de 5 millones de pesos.

Las hipótesis son varias: los contrastes entre el desarrollo inmobiliario y los barrios periféricos, la migración de la economía a la extracción de gas y petróleo en detrimento de las demás, y un atractivo turístico enfocado hacia las zonas más ricas de las provincias.

La investigación tiene tres ejes territoriales definidos: la puja del uso de suelo residencial y agrícola en los valles de los ríos Limay y Neuquén; zonas turísticas que desarrollan su economía en conflicto con sus tradiciones culturales y los llamados "territorios de enclave", donde hay tensiones entre la visión extractiva y la ambiental de la sociedad. 

"Estas tres configuraciones territoriales son las más dinámicas de la región. Es un estudio exploratorio que tiene como objetivo generar un diagnóstico sobre el impacto que todas estas actividades tienen en la producción de la desigualdad. Lo vamos a hacer en términos interdisciplinarios", explicó a LM Neuquén Joaquín Perren, doctor en Historia y responsable científico del proyecto en cuestión. 

Los investigadoras estudiaran unos 40 años de historia neuquina, desde finales de la década de los 80 a la actualidad. Es decir, abarca desde las crisis sociales que tuvo Neuquén a finales de los 90 hasta el auge de Vaca Muerta a partir de 2012.

"El tema de la parte extractiva es específicamente neuquina, las otras dos son mixtas pero con predominancia en el territorio de Neuquén", agregó el investigador.